Síguenos

Ritidectomia

Cuando la gente avanza de edad, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y las preocupaciones de la vida diaria se pueden ver en su cara. Aparecerán arrugas profundas entre la nariz y la boca; la línea de la quijada se afloja y queda flácida; los pliegues y depósitos de grasa de la piel aparecen alrededor del cuello.

La operación de estiramiento de la piel facial (conocida técnicamente como ritidectomía) no puede detener este proceso de envejecimiento. Lo que si puede hacer es “regresar el reloj,” mejorando las señales de envejecimiento más visibles por medio de la extracción de la grasa excesiva, enjutando los músculos internos y volviendo a sujetar la piel de su cara y cuello. Se puede realizar solamente la cirugía de estiramiento facial, si así lo desea, o simultáneamente con otros procedimientos tales como el estiramiento de la piel de la frente, cirugía del párpado o cirugía para dar nueva forma a la nariz.

El mejor candidato para una ritidectomía es un hombre o una mujer cuya cara y cuello han comenzado a lucir flácidos pero cuya piel aún mantiene cierta elasticidad y cuya estructura ósea es fuerte y bien definida. La mayoría de los pacientes se encuentran entre los cuarenta y sesenta años de edad, sin embargo se pueden realizar estiramientos de la piel facial en personas que tienen una edad mayor a los setenta u ochenta años. Un estiramiento de la piel facial puede hacer que usted se vea más joven y que su piel luzca más lozana, también puede mejorar la confianza que usted siente en sí mismo. No puede, sin embargo, darle una apariencia totalmente diferente ni puede restaurar la salud y vitalidad de su juventud.
La mayoría de las ritidectomías se realizan con anestesia local, combinada con un sedante que hace que el paciente se relaje un poco. Estará usted despierto pero relajado y su cara será insensible al dolor. (Sin embargo, podrá sentir cuando se jala la piel o incomodidad ocasional).
Se deberá concertar entre el paciente y el cirujano el tipo de anestesia Ciertos cirujanos prefieren la anestesia general. En ese caso, usted duerme a lo largo de la operación.

El estiramiento de la piel facial generalmente toma varias horas o a veces más cuando se realiza más de un procedimiento. Para procedimientos extensos, ciertos cirujanos prefieren programar dos sesiones por separado.

Cada cirujano tiene un método propio para el procedimiento. Algunos completan un lado de la cara primero y otros trabajan en ambos lados a la vez. La ubicación exacta de las incisiones y la secuencia de los eventos depende de su estructura facial y de la técnica que utilice su cirujano.
Generalmente las incisiones comienzan por la línea del cuero cabelludo sobre las sienes, se extienden con una línea natural hacia el frente de la oreja (o justo por dentro del cartílago hacia el frente de su oreja), y continúa por detrás de la oreja hacia el área inferior del cuello cabelludo. Si es necesario trabajar sobre el cuello podrá hacerse también una pequeña incisión por debajo del mentón.

En general el cirujano separa la piel del tejido grasoso y del músculo interior. La grasa podrá ser cortada o succionada por el área del cuello o del mentón para mejorar el contorno. Después el cirujano procede a estirar el músculo interno y la membrana, jala la piel hacia atrás y retira el exceso de la misma. Se aseguran las capas de tejido y se cierran las incisiones con suturas; podrán usarse sujetadores o clips metálicos sobre el cuero cabelludo.

Para tener en cuenta

Después de la cirugía, se podrá colocar temporalmente un pequeño y delgado tubo por debajo de la piel por atrás del oído para drenar sangre que se pueda acumular en ese lugar. Se cubre su cabeza con vendajes no muy justos para minimizar el amoratamiento y la inflamación.

Después de la cirugía, se podrá colocar temporalmente un pequeño y delgado tubo por debajo de la piel por atrás del oído para drenar sangre que se pueda acumular en ese lugar. Se cubre su cabeza con vendajes no muy justos para minimizar el amoratamiento y la inflamación.

Se aconseja mantener la cabeza elevada y tan fija como sea posible por un par de días después de la cirugía, esto ayuda a disminuir la inflamación.

Si se le ha insertado un tubo para drenar la sangre, se le retira en uno o dos días después de la cirugía. Cuando se usan vendajes, éstos se retiran usualmente después de uno a cinco días. No se sorprenda si ve que su cara está pálida, amoratada o con pequeñas inflamaciones. Sólo recuerde que en algunas semanas su apariencia relucirá normal.

Se le retiran la mayoría de las suturas después de cinco días aproximadamente. El cuero cabelludo podrá tomar más tiempo en cicatrizar, siendo necesario dejar las suturas o sujetadores metálicos en las líneas del cuero cabelludo por más días.

La mayor parte de las cicatrices quedarán escondidas por dentro del cabello y dentro de los dobleces normales de su piel.

La cirugía de estiramiento de piel facial no detiene el reloj. Su cara continuará envejeciendo al pasar el tiempo y es aconsejable repetir el procedimiento una o más veces probablemente en cinco o diez años después de la primera operación. Por otro lado, los efectos de una sola operación son duraderos; en años futuros, usted continuará viéndose mejor de lo que se hubiera visto de no haber realizado un estiramiento de la piel facial.

Contáctenos

Consultorio

Dirección Diagonal 45D # 16A - 14 consultorio 601

Teléfonos: 3401969 - 3274444 ext 601 - 3003215002

Estética

Dirección Diagonal 45D # 16A 40 Local 2

Teléfonos: 3405849 - 3013045003 - 3115541041

Síguenos