Síguenos

Rinoplastia

La rinoplastia o cirugía para dar nueva forma a la nariz, es uno de los procedimientos más comunes de la cirugía plástica. La rinoplastia puede reducir o incrementar el tamaño de su nariz, cambiar la forma de la punta de la nariz o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También puede corregir un defecto de nacimiento o una lesión, o ayudar a mejorar problemas de la respiración. Si está considerando una operación este folleto le dará un entendimiento básico del procedimiento – en qué momento puede ayudar, cómo se realiza y qué resultados puede esperar.

La rinoplastia se puede realizar con anestesia local o general, dependiendo del grado del procedimiento y dependiendo de lo que usted y su cirujano prefieran.

Con la anestesia local usted queda ligeramente sedado, entumeciendo su nariz y área que le rodea; estará despierto durante la cirugía, sin embargo estará relajado e insensible al dolor. Con la anestesia general usted duerme a lo largo de la operación.

Generalmente la rinoplastia toma de una a dos horas aunque los procedimientos complicados pueden durar más tiempo. Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su estructura ósea y cartilagenosa en que se apoya, la cual es entonces esculpida en la forma deseada. La naturaleza de la nueva forma que se le da dependerá de su problema y de la técnica que su cirujano prefiera. Finalmente, se vuelve a colocar la piel sobre la nueva estructura.

La mayoría de los especialistas en cirugía plástica realizan una rinoplastia por dentro de la nariz, haciendo su incisión por la mucosa. Otros prefieren un procedimiento abierto especialmente en casos más complicados; Estos hacen una pequeña incisión por la columnela, que es el tejido vertical que separa a las fosas nasales. Al terminar la cirugía se aplicará una férula para ayudar a que la nariz mantenga su nueva forma. También se podrán colocar rellenos nasales o férulas suaves de plástico en sus fosas nasales para estabilizar el puente, el cual es la pared que divide a los pasajes respiratorios.

Después de la cirugía

Después de la cirugía particularmente durante las primeras 24 horas, su cara se siente un poco inflamada, probablemente le duela la nariz y podrá tener un dolor de cabeza. Su cirujano le puede recetar medicamento para el dolor y controlar cualquier incomodidad. Planee quedarse en cama con la cabeza elevada (excepto para ir al baño) por el primer día.

Notará que al principio incrementa la inflamación y coagulación de la sangre alrededor de los ojos, llegando a su máximo después de dos o tres días. Se puede reducir esta inflamación aplicando compresas frías lo cual lo hace sentirse mejor.

En cualquier caso, se sentirá mucho mejor de lo que aparenta. La mayor parte de la inflamación o coagulación debe desaparecer en aproximadamente dos semanas. (Podrá permanecer por varios meses una ligera inflamación, la cual nadie puede notar mas que usted y su cirujano).

Para mejorar el pasaje nasal, se puede alterar la forma o posición del tabique. También se podrá extraer parcialmente la posición desviada del tabique.

Es común que ocurra una pequeña hemorragia durante los primeros días, y después de la cirugía, también continuará sintiendo que la nariz está tapada por varias semanas. Probablemente le pida su cirujano que no se suene la nariz por una semana o más, para dejar que los tejidos se recuperen.

Si se le colocaron tapones en la nariz se le retirarán después de tres a cinco días y se sentirá mucho más cómodo. Para el final de una semana, ocasionalmente dos, se deben retirar todas las curaciones, férulas y suturas.

El cirujano le dará instrucciones más específicas sobre cómo continuar gradualmente con sus actividades normales.

Es común que su cirujano incluya las siguientes sugerencias: evitar actividad estrenua (correr o trotar, nadar, agacharse, relaciones sexuales cualquier actividad que aumente su presión sanguínea) por dos o tres semanas. Evitar golpearse o frotarse la nariz o quemarse con rayos solares por ocho semanas.

Tenga especial cuidado al lavarse la cara o cabello o al usar cosméticos. Puede usar lentes de contacto siempre y cuando lo desee, sin embargo el uso de gafas requiere de otras consideraciones. Una vez que se retira la férula el doctor tendrá que colocar cinta sobre su frente o sujetar la nariz sobre las mejillas por otras seis o siete semanas hasta que su nariz se haya recuperado completamente.

El cirujano programará citas de control de seguimiento en los meses posteriores para ver el progreso de su cicatrización. Si presenta cualquier síntoma fuera de los normales entre cada visita, o cualquier pregunta con respecto a lo que puede y no puede hacer se sugiere llamar a su cirujano.

Contáctenos

Consultorio

Dirección Diagonal 45D # 16A - 14 consultorio 601

Teléfonos: 3401969 - 3274444 ext 601 - 3003215002

Estética

Dirección Diagonal 45D # 16A 40 Local 2

Teléfonos: 3405849 - 3013045003 - 3115541041

Síguenos