Síguenos

Otoplastia

Las alteraciones en el tamaño, forma, y disposición de pabellón auricular constituyen una importante fuente de preocupación estética y en ocasiones llega a constituir un trauma psíquico que se fija en la infancia y marca la personalidad futura del individuo.

Tanto es así que, cuando el defecto es muy acusado y por ende, evidente, es aconsejable su corrección antes de la edad escolar para evitar futuros complejos.

La operación de las orejas es un procedimiento cosmético quirúrgico que se realiza para cambiar la apariencia de orejas protuberantes. Este procedimiento se practica comúnmente en los niños pequeños que resultan víctimas de burlas y de nombretes debido a sus orejas. Esa crueldad por parte de otros niños puede afectar negativamente la imagen que los pequeños se hagan de sí mismos. Los adultos también pueden beneficiarse de este procedimiento ya que les puede dar mayor libertad para peinados y mejorar su auto-estima. No obstante, cuando se piensa en una otoplastia, mientras más temprano se realice, mejor, porque el cartílago suave es más fácil de moldear; además, así el niño podría crecer sin complejos.

Quiénes son candidatos a la otoplastia

  • Aquellas personas cuyo cartílago de la oreja esté totalmente desarrollado, algo que usualmente ocurre entre los 5 ó 6 años.
  • Aquéllas que estén acomplejadas por el tamaño o la forma de sus orejas.
  • O por sus orejas desiguales.
  • Las personas con buena salud.
  • Con una idea clara de lo que pueden esperar.
  • Aquellos niños cuyos padres se preocupen por su bienestar.
  • La operación requiere anestesia. El cirujano decidirá el tipo de anestesia a emplear.
  • La incisión se hace justo detrás de la oreja, donde éste se une a la cabeza.
  • La piel y el cartílago sobrantes se desechan.
  • El cirujano moldeará el cartílago para darle la forma deseada.
  • Le darán puntos para “prender” o asegurar la oreja de nuevo en su sitio.

Recuperación después de la operación

Las molestias serán ligeras.

No se podrá hacer presión alguna sobre las orejas durante una semana. Los pacientes a veces tendrán que adaptarse temporalmente a otra posición para dormir.

Tendrá que usar una banda alrededor de la cabeza durante las dos semanas después de la cirugía.

Los resultados finales de la otoplastia cambiarán notablemente la vida de un niño e influenciarán positivamente la de un adulto también. El procedimiento no afecta la audición.

Una actitud positiva y una idea clara de lo que espera contribuirán a que la otoplastia mejore la apariencia de la persona y también la forma en que se siente.

Aunque excepcionales, es posible la aparición de hematoma e infección, que incluso pueden causar deformaciones graves.

También pueden ocurrir alteraciones de la forma debidas a traumatismos o presión, pudiendo ser necesario algún pequeño retoque para recuperar la forma adecuada.

Contáctenos

Consultorio

Dirección Diagonal 45D # 16A - 14 consultorio 601

Teléfonos: 3401969 - 3274444 ext 601 - 3003215002

Estética

Dirección Diagonal 45D # 16A 40 Local 2

Teléfonos: 3405849 - 3013045003 - 3115541041

Síguenos