Síguenos

Blefaroplastia

La cirugía del párpado (conocida técnicamente como blefaroplastia) es un procedimiento que se utiliza para extraer la grasa usualmente al mismo tiempo que exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La cirugía puede corregir la separación de los párpados superiores y embolsamiento de la parte inferior de los ojos los cuales son rasgos que lo pueden hacer verse más viejo y más cansado de lo que usted se siente, algunos pueden incluso interferir con su visión. Sin embargo, este procedimiento no elimina las arrugas o llamadas “patas de gallo”, casi no elimina los círculos oscuros por debajo de los ojos ni levanta las cejas caídas. Aunque sí puede ayudar a incrementar el doblez de un párpado superior en ojos de personas Asiáticas, no puede eliminar la evidencias de sus rasgos étnicos o raciales. La blefaroplastia se puede realizar exclusivamente o al mismo tiempo que otros procedimientos quirúrgicos faciales, tales como un estiramiento de piel facial, o una ritidectomía coronal rinoplastia etc.

Generalmente la blefaroplastia se toma de una a tres horas dependiendo del grado de la cirugía. Si se va a trabajar en los cuatro párpados el cirujano probablemente comience con los párpados superiores primero y después los inferiores. La intervención se realiza como un procedimiento específico aislado o parte de otra intervención como una ritidectomía. Dependiendo de esto, y de las preferencias del paciente, la intervención se realiza bajo anestesia local con sedación o general.

En un procedimiento típico, el cirujano hace incisiones que siguen las líneas naturales de sus párpados: los pliegues de sus párpados superiores y justos por debajo de las pestañas en el párpado inferior. Las incisiones se pueden extender hacia las patas de gallo o líneas que se forman al sonreír en las esquinas exteriores de sus ojos. Trabajando por medio de estas incisiones su cirujano separa la piel de del tejido grasoso interno y del músculo, extrae la grasa excesiva y generalmente corta la piel y músculos caídos. Posteriormente se cierran las incisiones con suturas muy finas.

Si tiene una bolsa de grasa por debajo de los párpados inferiores pero no es necesario extraer la piel es probable que su cirujano realice una blefaroplastia trans-conjuntival. En este procedimiento la incisión se hace por dentro del párpado inferior sin dejar ninguna cicatriz visible. Esta se realiza generalmente en pacientes más jóvenes que tienen la piel más gruesa y más elástica.

Después de la cirugía

Su cirujano probablemente lubrique sus ojos con un ungüento y aplique un vendaje. Probablemente sus ojos se sientan un poco tensos y adoloridos al disiparse la anestesia, sin embargo su cirujano podrá recetar medicamentos para el dolor y para reducir su incomodidad. Si siente un dolor severo, llame a su cirujano inmediatamente.

Deberá mantener cabeza elevada por varios días y que utilice compresas frías para reducir la inflamación y coagulación de la sangre. (La coagulación varía de persona a persona; ésta llega a su máximo durante la primera semana y generalmente dura de dos semanas a un mes.) Se le enseñará cómo limpiar sus ojos, los cuales se podrán poner un poco pegajosos por una semana aproximadamente. Muchos doctores recomiendan gotas, ya que sus ojos se sentirán un poco secos al principio y podrá sentir que sus ojos le arden o le dan comezón. Por las primeras semanas también podrá experimentar lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y cambios temporales en su visión, tales como visión nublada o doble.

El cirujano hará un cercano seguimiento de su progreso durante la primera o segunda semana. Se le retiran las suturas de dos días a una semana después de la cirugía. Una vez que éstas se retiran, la inflamación o decoloración que rodea a sus ojos disminuirá gradualmente, comenzándose a ver y a sentirse mucho mejor.

Debe poder leer o ver televisión después de dos o tres días. Sin embargo no podrá usar lentes de contacto por aproximadamente dos semanas, e incluso entonces podrán causarle cierta incomodidad por un período de tiempo. La mayoría de las personas se sienten listas para salir al público (y de vuelta al trabajo) en un período de una semana a diez días. En ese entonces, dependiendo del ritmo al que se esté recuperando y las instrucciones de su doctor, probablemente pueda usar maquillaje para cubrir la coagulación de la sangre que aún permanezca. Probablemente esté sensible ante la luz del sol, el viento y otros irritantes por varias semanas, por lo tanto, cuando salga debe usar gafas para el sol y aplicar un protector especial ante el sol hecho para los párpados.

Probablemente se le requerirá que mantenga sus actividades al mínimo por tres o cinco días y que evite actividades que impliquen esfuerzo durante tres semanas. Especialmente es importante evitar actividades que aumentan la presión sanguínea, incluyendo doblarse, levantar cosas y deportes rigurosos, así como evitar el calor y el aumento de temperatura en comidas y en la ducha. Probablemente se le indique que evite el alcohol, ya que éste ocasiona retención de fluidos.

Contáctenos

Consultorio

Dirección Diagonal 45D # 16A - 14 consultorio 601

Teléfonos: 3401969 - 3274444 ext 601 - 3003215002

Estética

Dirección Diagonal 45D # 16A 40 Local 2

Teléfonos: 3405849 - 3013045003 - 3115541041

Síguenos